DESESPERACIÓN, UNA SEMANA DE DESAPARICIÓN DE RICARDO MAIGUA EN SALTA. VUELTAS DE LA POLICÍA

SOCIAL ÚLTIMAS NOTICIAS

Es un vecino de 82 años de Hipólito Yrigoyen que la semana pasada estuvo en casa de su hija en Salta capital y el viernes se perdió en inmediaciones al barrio Sanidad I, contando Silvana una de sus hijas que les dan muchas vueltas para la búsqueda desde la policía y piden que haya un verdadero compromiso para el rastrillaje. Realizan marchas de esperanza por la aparición.

El viernes salió de la casa de su hija en el barrio Sanidad I en la capital y cuando notaron su ausencia primero buscaron en lugares cercanos, luego Silvana en el hospital papa Francisco donde ella trabaja y su padre conoce, pero sin lograr ubicarlo. Con el correr de las horas acudieron a la policía y se alertaron por la desaparición del abuelo de 82 años, pasando todo el fin de semana hasta que recién el lunes pudieron acceder a las imágenes de una cámara de seguridad de un particular donde se observa a Ricardo pasar por la ruta 26. El martes también es tomado por las imágenes regresando por la misma ruta 26.

La cuestión es que hay una demora explicó Silvana en las actuaciones policiales, inclusive durante la semana anterior una persona aportó el dato que había visto al abuelo sentado en la zona céntrica sobre calle Florida, pero hubo demoras para que llegarán efectivos y en la verificación de cámaras de seguridad. Ha hoy jueves el abuelo todavía sigue desaparecido.

Hasta aquí, solo los atendió un Comisario jefe y recién ayer la familia fue convocada por la Fiscalía interviniente para ampliar la denuncia cuando en realidad venían pidiendo esto las hijas desde días anteriores.

Silvana pide que haya más acompañamiento de las autoridades de Seguridad de la provincia inclusive mencionando la utilización del promocionado helicóptero con el que cuenta ahora la provincia que sería para estos casos.

Por último, mientras en Hipólito Yrigoyen se realizan marchas por la aparición de Maigua, en Salta capital Silvana junto a vecinos todos los días salen en búsqueda del abuelo.