SICARIOS – JUICIO, HABLARON LOS ACUSADOS. HOY CONTINÚA

POLICIALES ÚLTIMAS NOTICIAS

Ayer declararon algunos de los acusados en el juicio que se sigue por el homicidio de Diego Parada, escuchándose al colombiano prestamista y que vendía muebles además del oranense que supuestamente era el conductor en la motocicleta del otro colombiano, el gatillero. Al finalizar sus declaraciones se escucharon los alegatos de las partes.

Como se recordará, Juan Ricardo Acosta Martínez, Eric de la Cruz Olivera, Braian Andrés Beltrán Morales y Jorge Bernardo Alexis Romero son juzgados como autores del delito de homicidio doblemente calificado por precio o promesa remuneratoria y por el concurso premeditado de dos o más personas en grado de coautores en perjuicio de Diego Parada.

Por su parte, Lorena Elisa Rivero y su hija Elizabeth Lorena Azua son juzgadas como autoras del delito de encubrimiento.

Ricardo Acosta Martínez contó que vive en Orán desde 2017, y desde entonces formó una familia con Lorena Rivero y trabajó en numerosos lugares, desde que vendía muebles y prestaba plata.

En relación al hecho dijo que el 12 de octubre tuvo un accidente en su motocicleta en la avenida Palacios y por eso se encontraba en su casa. Cuando fue detenido en noviembre de ese año, por la Brigada de Investigaciones. Agregó que lo indagaron por una motocicleta, que lo maltrataron y le pegaron. Finalizó su declaración manifestando que le habían preguntado si conocía a los otros acusados pero respondió que no.

Eric de la Cruz Olivera contó que la Brigada hizo un allanamiento en su casa el 28 de noviembre de 2019, ya que buscaban una motocicleta y le secuestraron dos cascos que el utilizaba para ir a comprar nafta.

También dijo que cuando lo trasladaron a fiscalía y a la Brigada le pusieron una bolsa y le pegaron. Le dijeron que lo detuvieron por un homicidio en 4 de Junio. Agrego que a Ricardo Acosta Martínez lo conocía porque era prestamista y le había prestado dinero. Además habían ido juntos a vender mercaderías al Chaco.

Contó que los policías le preguntaron dónde estaba la pistola. En relación a Alexis Romero, dijo que lo conoció por la causa.

A preguntas de la fiscalía, dijo que ese 21 de octubre todo el día estuvo en su casa porque era el día de la madre. Agregó que su mujer había utilizado su camioneta. Reconoció que la línea de teléfono que le nombró la fiscalía era de él, de uso particular y toda la familia la utilizaba, pero el 22 de octubre de ese año vendió ese celular porque necesitaba dinero.

Negó haber llamado el 21 de octubre a Acosta Martínez. Dijo que podría haberlo llamado algunos de sus hijos o su hijastro porque todos en su familia lo conocen. A Brian Andrés Beltrán lo conoció estando detenido en la dependencia policial de Balut al igual que el padre de este.

A su turno, Brian Andrés Beltrán dijo que había llegado hacía dos meses, y que conocía al hijastro de Acosta Martínez porque jugaban a la pelota. Agregó que guardaba sus cosas en una maleta que le pertenecía a su amigo, y debido a eso fue que encontraron su cédula en casa de Acosta Martínez.

Finalmente, Jorge Bernardo Alexis Romero se abstuvo de prestar declaración.

Elizabeth Azua contó que el día en que fue detenida la policía fue a su domicilio a buscar un celular y luego fueron a la casa de su mamá, desde donde fueron detenidas por una semana.

Lorena Rivero, por su parte, se refirió al día que fue detenido su esposo, y que escuchó los gritos de él mientras estaba en la Brigada. Y luego se refirió al día en que fue detenida en su domicilio junto a su hija.

Finalizadas las declaraciones indagatorias se agregaron al debate las pruebas producidas y comenzaron los alegatos de la fiscalía.

El fiscal penal solicitó la imposición de la pena de prisión perpetua para Juan Ricardo Acosta Martínez, Eric de la Cruz Olivera, Braian Andrés Beltrán Morales y Jorge Bernardo Alexis Romero como coautores del delito de homicidio doblemente calificado por precio o promesa remuneratoria y por el concurso premeditado de dos o más personas.

También solicitó que se imponga a cada uno de ellos una multa de noventa mil pesos. Tuvo por acreditada la participación de los cuatro hombres en el hecho investigado.

En relación a las acusadas Lorena Elisa Rivero y su hija Elizabeth Lorena Azua, el fiscal retiró su acusación por el principio de la duda, ya que no logró acreditar con certeza la participación en el delito imputado.

Luego se escucharon los alegatos de las defensas. Al finalizar, el tribunal ordenó pasar a un cuarto intermedio hasta mañana viernes 26, desde las 9, para desarrollar las réplicas y contrareplicas de las partes.

El juicio está a cargo de los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, Raúl Fernando López, María Laura Toledo Zamora y Héctor Fabián Fayos. Interviene la fiscal GAP de Orán, Claudia Cecilia Carreras. La defensa de los acusados está a cargo de la Defensora Oficial Paola Linares Morón, y de los abogados Patricio Armando Araoz Fleming, Silvia Blanco, Ariel Ovejero, Roberto Ortega, y Juan Manuel Pizarro Echenique.

Son juzgados por un hecho ocurrido el 21 de octubre de 2019. La víctima, Diego Parada, que se desempeñaba como bagayero, circulaba en su vehículo junto a su pareja, cuando lo interceptaron un auto y una moto, desde los que le dispararon a la altura del hombro izquierdo. Falleció mientras lo asistían en el hospital local.

Los cuatro hombres se encuentran detenidos, mientras que las dos mujeres llegan al juicio en libertad y cumpliendo medidas sustitutivas. Romero, por su parte, fue trasladado desde la Cárcel Federal de Jujuy.

#radioguemes #Oran #Sicarios #AcusadosDeclaraciones