Radio en vivo  Video en vivo



Radio Guemes
MEDIDAS DE PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS


Las enfermedades respiratorias son más frecuentes durante el invierno y resultan la principal causa de internación y consulta médica. Afectan a toda la población pero, fundamentalmente, a los menores de 5 años y a las personas de más de 65 años.


Los niños y adultos son pasibles de contraer durante las épocas de bajas temperaturas, infecciones respiratorias como gripes, bronquitis, tos convulsa, neumonía, y lo más habitual en los lactantes, la bronquiolitis, causada por el virus sincicial respiratorio.

En el marco de la campaña de invierno que lleva adelante el Ministerio de Salud Pública, se recomienda tener en cuenta las medidas de prevención para evitar las infecciones respiratorias agudas (IRA).
Principales medidas de prevención contra las IRA:
· Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.
· Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo.
· Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos.
· Si está engripado evite dar la mano besos y abrazos. No comparta alimentos, vasos o cubiertos. Quédese en casa hasta que esté sano.
· Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados.
· Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.
· Enseñar a los niños a lavarse frecuentemente las manos en la escuela y hogar.
Importante: cumplir con los esquemas de vacunación
Vacuna contra la gripe:
La vacunación antigripal es aconsejable para prevenir enfermedades respiratorias en grupos de riesgo.
Este grupo está integrado por embarazadas en cualquier periodo de gestación, puérperas que no se vacunaron durante el embarazo y hasta 10 días posteriores al parto, niños desde los 6 meses hasta los dos años, quienes recibirán una dosis y al mes siguiente una segunda, y las personas mayores de 65. También los niños y adultos de 2 a 64 años con enfermedades crónicas, respiratorias o cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes renales, oncohematológicos, trasplantados, obesos mórbidos, y diabéticos. Asimismo el personal de salud del sector público y privado.

Tos convulsa o coqueluche:

La forma de proteger a los niños menores de 6 meses es vacunando a las mujeres embarazadas a partir de la semana 20 de gestación.
El Calendario Nacional de Vacunación incluye cuatro vacunas para dar inmunidad contra la tos convulsa: la pentavalente, que se aplica a los 2, 4 y 6 meses; la cuádruple, a los 18 meses; la triple bacteriana celular, al ingreso escolar; y la triple bacteriana acelular, que se aplica a los 11 años, al personal de salud que atiende a niños menores de un año y a los convivientes de niños prematuros de menos de 1.500g de peso.

Neumonía

La vacuna antineumocóccica, incluida en el Calendario Nacional de Vacunación, es gratuita en todos los centros de vacunación y hospitales públicos del país, para el grupo objetivo considerado con mayor riesgo de contraer cuadros graves por influenza o neumonía.

Esta patología es una infección de los pulmones que ocasiona una grave inflamación de los mismos, produciendo dificultad para respirar, e inclusive dolor. Puede ser de origen bacteriano, viral o parasitario.

La neumonía causada por bacterias tiende a ser la más grave. En los adultos, las bacterias son la causa más común de neumonía, mientas que en bebés y niños suele ser de origen viral. Las personas más vulnerables a contraer esta enfermedad son los adultos mayores o niños muy pequeños, personas con su sistema inmunitario debilitado y personas con otros problemas médicos serios, como diabetes o cirrosis del hígado.


Para prevenir las infecciones respiratorias en bebés y niños:
· Lavarse las manos antes y después de atenderlos y también lavarles las manos a los niños.
· Darle todas las vacunas incluidas en el Calendario Nacional y llevarlos periódicamente al control médico.
· Acostarlos boca arriba siempre.
· Darle la teta al bebé al menos hasta los 6 meses e incrementar la lactancia materna en caso de que el bebé se enferme y tenga pérdida de apetito.
· Brindarles el abrigo necesario:
· Evitar el abrigo excesivo y el uso de frazadas o mantas que lo puedan sofocar.
· No darles medicamentos sin receta, ni remedios caseros o tés de ningún tipo.
Facebook Radio Guemes Twitter Radio Guemes Youtube Radio Guemes radioguemes@gmail.com