Radio en vivo  Video en vivo



Radio Guemes
UNAS 760 VIVIENDAS IPV EN PROCESO DE SER QUITADAS


El Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) tiene en proceso de revocación 760 casas sociales en toda la provincia por no habitarlas en el tiempo exigido, entre otros motivos.


A ese panorama se debe sumar el gran déficit habitacional que padece una buena porción de las familias salteñas. De acuerdo a la Cámara Inmobiliaria de Salta, faltan unas 90 mil viviendas en la provincia.

Las casas que entraron en este proceso de quita por parte del organismo, contemplado en la resolución 032/10 del IPV, se produce por dos incumplimientos. El primero de ellos se refiere al cargo de la obligación de habitar la vivienda en tiempo y forma por el lapso de cinco años a partir del día de entrega. Mientras que el segundo motivo se establece como causales de la revocatoria de adjudicaciones las ampliaciones, modificaciones o cualquier clase de obra que altere el estado edilicio del inmueble sin autorización.

Desde el IPV aclararon que los beneficiarios cuentan con los resortes legales necesario consagrados por la ley de procedimiento administrativo de la provincia de Salta para el fiel ejercicio de su derecho de defensa. Culminado tal procedimiento, se habilita luego la acción contenciosa para dirimir la cuestión en los juzgados Contencioso Administrativo de la Provincia.

Dentro de los cinco años del período de habitabilidad obligatorio, personal del organismo provincial realiza las inspecciones para acreditar que allí reside el grupo familiar adjudicatario. Los operativos se hacen en distintos días y horarios tanto diurnos como nocturnos y días hábiles como inhábiles.
Desde el Instituto de la Vivienda explicaron que el período de habitabilidad corresponde desde que se hace la entrega la vivienda hasta cumplir los cinco años en el que los beneficiarios deben habitarla obligatoriamente, pero eso no significa que si durante ese tiempo se encuentra una irregularidad, no se pueda extender el mencionado período.

MOROSIDAD

El porcentaje de morosidad es alto, por lo que resulta difícil nivelar las cuentas entre lo que se invierte en construcción de viviendas y lo que se recauda como pago de cuotas. Según datos provistos por el IPV, llega al 40%, considerando que se toma como moroso a quien no pague tres cuotas consecutivas o cinco alternadas.

Fuente: artículo en Diario El Tribuno


Miércoles 6 de Junio - 2018
Facebook Radio Guemes Twitter Radio Guemes Youtube Radio Guemes radioguemes@gmail.com